Blink 182 – Nine

Parece que fue ayer cuando MTV era la fuente más confiable para abastecer las pubertas necesidades musicales de millones de adolescentes hambrientos de rock and roll.  La banda originaria de San Diego California, Blink 182, estaba en la posición #1 del top 10 con su éxito The Rock Show. El video musical de la canción era una joya, pues podíamos ver a Tom Delonge (guitarra), Mark Hoppus (bajo) y Travis Barker (batería) regalando $500,000 dólares por las calles de Los Ángeles; era el verano de 2001. ¿Quién se iba a imaginar que15 años después el trio californiano seguiría hacienda ruido?, aunque sin uno de sus miembros. Y es que desde que Tom Delonge abandonó la agrupación en el 2005 todos pensamos que era el fin absoluto de la banda. Pero el pasado 20 de septiembre, su más reciente producción discográfica titulada NINE llegó a nuestros oídos. El nombre del álbum, según el post de Mark Hoppus en Reddit, se debe a que este es el noveno álbum de estudio de la banda. Gracias por el dato, Mark.

En el pasado, los discos de Blink 182 eran producidos por Jerry Finn, quién hizo un excelente trabajo en la producción de Enema of The State(1999), Take off your Pants and Jacket (2001) y Untitled (2003); los 3 discos más exitosos de la banda. Pero desde la triste y repentina muerte de Finn, Blink 182 decidió no trabajar con otros productores; hasta que en 2016 John Feldman (Goldfinger) fue invitado para producir California el primer disco de la banda sin Tom Delonge y con Matt Skiba (Alkaline Trio). NINE cuenta de nuevo con la producción de Feldmann, pero sumando el talento de otros productores como The Futuristics y Tim Pagnotta (Sugarcult).  

El primer track que pudimos escuchar fue Blame it on my youth, una típica canción pop en la que las guitarras pasan completamente desapercibidas. Se nota que la banda buscó experimentar con nuevos sonidos y comprobarse a ellos mismos que son capaces de componer una canción pop como las que actualmente inundan las estaciones de radio comercial. No está mal, pero dejó a los fans de blink más hardocore muy confundidos.

Pero, de ahí, la banda se dejó ir recio y publicó una segunda canción titulada Generational Divide, que básicamente son 45 segundos de guitarrazos y tamborazos que despiertan el instinto punk de cualquiera. Y aunque dura menos de un minuto este tema tuvo muy buena recepción, pues mostraba un pequeño rayito de esperanza para los fans.

Darkside, la canción que la banda eligió como el primer sencillo oficial del álbum, tiene todos esos tintes que nos encantan de Blink 182. Y aunque el video musical no fue del total agrado de la mayoría de los fans por el exceso de niños bailando, la canción es una de las más icónicas de NINE.

Las 3 mejores:

The First Time , la primera canción del disco. Con un intro que nos recuerda a su sencillo del 2003 Feeling This. De principio a fin, Mark Hoppus nos golpea repetidamente con el sonido de su inconfundible bajo Fender, mientras que Matt Skiba nos regala uno de los mejores precoros de todo el disco. No hace falta mencionar que Travis hace magia con la bateria en esta canción. Gran manera de abrir un álbum.

Pin The Grenade es la que más suena a los viejos tiempos de la banda. Además, puede que tenga uno de los mejores coros de todo el disco, pues la melodía de este es de las más pegajosas que Blink ha creado hasta la fecha. Pareciera que esta parte de la canción fue lo primero que Mark, Travis y Matt compusieron, para posteriormente desarrollar el resto de la canción. La producción de The Futuristics es muy evidente en este track. Definitivamente está entre las favoritas de los fans que añoraban un sonido parecido al de su disco Take Off Your Pants And Jacket.

Una mención a Matt Skiba quien hizo une excelente trabajo en este que es su segundo disco sustituyendo a Tom Delonge. En este disco, Matt tiene muchos momentos interesantes tanto en la voz como en las melodías. En especial en la canción Black Rain. Este tema no suena a lo que Blink 182 haría normalmente, pero qué bien suena. Son 2:47 minutos en los que la producción de Tim Pagnota brilla como en ninguna otra canción. Los versos, el coro, y cada nota son las armas que Matt Skiba utilizó para callar las bocas de todos los que no creían que estaba a la altura de la banda.

NINE es un excelente trabajo que está repleto de coros masivos, guitarras poderosas y uno de los trabajos más finos de Travis Barker en la batería. Lo único que falta es esa esencia divertida que ha caracterizado a Blink 182 a lo largo de su trayectoria, y no me refiero a sus canciones de broma como When You fucked Grandpa, Happy Holidays You Bastard, Family Reunion o Built This Pool, me refiero a esa sensación de querer hacer la fiesta más grande del mundo con tus mejores amigos, esa emoción que se siente desde los primeros acordes de All the small things y Dammit. Sólo queda esperar a escuchar estas canciones en vivo y ver qué variaciones les hace la banda durante su próxima gira.

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Síguenos

Facebook
Twitter
Instagram